Valladolid.- Tal parece que el avance que se ha tenido en los indicadores de la semaforización en el estado terminará en saco roto, pues el panorama de la contingencia sanitaria por el COVID-19 tilda nada alentador.

El incremento de casos tras el inicio de la nueva normalidad en Yucatán es innegable, las cifras así lo indican,  por lo que es probable que vayamos “De reversa mami”, como dijera la canción que hiciera famosa uno de los grupos de música de pop que saltó al estrellato en los años 90s, “El Símbolo”.

Todavía ayer, durante el reporte diario de la Secretaría de Salud del Estado, se anunciaron 80 nuevos casos en la entidad. Cantidades altas como estas ya son común escuchar a diario, después de que se ingresara a la nueva normalidad.

Valladolid no se queda atrás, pues ayer mismo duplicó su cifra más alta en 24 horas que tenía y que era de 12, pasando a 22. Aunque la mitad se trata de casos no actualizados, como dijimos al principio el panorama no tilda alentador y la situación comienza a ser incierta.

Las alarmas se han encendido y la probabilidad de retroceder a lo que fue la llamada cuarentena cada día está más cerca.