La plaza “las Américas” de mal en peor.

Por;Rosy Covarrubias.

Para nadie es un secreto que los mayores robos  de autos se cometen en la plaza “Las Américas” en Chetumal,  no hay día en el que no se registre de 2 a 5 hurtos a los automóviles estacionados en el área de estacionamiento y a plena luz del día, sin que ni dueños de la plaza ni franeleros se den cuenta.

Las quejas de usuarios están a la orden ,pero parece que a los propietarios de este inmueble no les importa lo que le sucede a los clientes de los negocios que le dejan jugosas ganancias, se me hacía difícil de creer que los administradores de este centro comercial no le prestaran atención a esta situación y no hayan implementado una mayor vigilancia, o lo que es mejor la colocación de cámaras de video vigilancia, que a la larga les resulta de mayor utilidad y con menor costo.

Sin embargo hace unos días mi respuesta a esta indiferencia llegó en el momento menos esperado y es que me entero que el dueño de la plaza es nada menos que un “Sacal”, primo de Miguel Moisés Sacal que se diera a conocer por la golpiza propinada a un empleado del condominio donde reside en la Cd. de México, miembro prominente de la comunidad judía arropada por el grupo “Huxquilucan”.

Pues resulta que este señor Sacal, no solo no le importa en lo más mínimo lo que le pase a la clientela de la plaza, también atenta contra los empresarios Chetumaleños que han depositado su confianza y dinero en el crecimiento de esta joven ciudad. De la noche a la mañana y sin aviso previo les duplicó la renta, haciendo casi imposible para los dueños de los negocios, el poder cubrir estos montos, teniendo que abandonar la plaza y así esta semana pasada vimos emigrar a 3 empresarios que iniciaron con el proyecto y hoy tienen que buscar otros rumbos, por las ambiciones desmedidas de este “señor”.

Pero la pena sería menor si solo se tratara del incremento a la renta, pero no es así, de la manera más prepotente y déspota este “señor” ha prácticamente corrido a los empresarios chetumaleños, haciéndoles hincapié que va a tratar de  desalojarlos a todos, lo que nos hace pensar que los incrementos a las rentas son solo el pretexto para que desalojen y poder rentarle los locales a otros empresarios, venidos de fuera, quién seguramente ya se habrán enterado de las bondades de la ciudad y de los planes de desarrollo a un futuro cercano y pretenden colocarse en uno de los mejores puntos de venta de la ciudad.

Quiero remontarme a las primeras negociaciones que realizo el gobierno para atraer este tipo de establecimientos a la ciudad, recuerdo que siendo gobernador el Lic. Joaquín Hendricks y Secretario de Desarrollo Social nuestro hoy diputado federal, Luis García, se  hablaba de los ofrecimientos a los inversionistas para que voltearan a ver a Chetumal como una buena opción, en ese entonces se les ofrecían incentivos fiscales, se negociaba descuentos en impuestos, incluso se les conseguían los predios y se les agilizaba la tramito logia, con tal de que se instalaran y dieran una opción a los comerciantes chetumaleños de la av. héroes, que habían visto mermadas sus economías por la llegada de la zona libre de Belice.

Así como hoy nuestro gobernador Roberto Borge, viaja por el mundo buscando inversiones para el estado y se reúne con gente de billete para que volteen a ver a esta noble ciudad, en ese entonces el gobernador hacia lo mismo, es así como llega a esta ciudad el auge económico, la apertura de plazas y franquicias que antes ni en sueños imaginábamos.

Tal vez en esas negociaciones se les olvido incluir una recomendación; que se priorizara a los comerciantes chetumaleños con los locales comerciales, después de todo los beneficios que ofrece el gobierno a los inversionistas son propiedad del pueblo, recordemos; por si se ha olvidado, que el gobierno no es dueño de nada, solo es un administrador de los bienes del pueblo.

A tiempo para recordar que los terrenos donde se instaló la Plaza “las Américas”, fue vendido al empresario judío “señor Sacal”, a un precio mucho menor al costo real, ya que fueron terrenos que el banco Banamex, le incautó a otro empresario Chetumaleño y que luego fueron subastados  junto con otras propiedades por el entonces gerente del banco, José Luis Rubio,-hoy dirigente ganadero- sobrino de la entonces primera dama del estado , María Rubio.

Por otro lado es común que al inicio de cada sexenio nuevos negocios se instalen en la ciudad, atraídos principalmente por las relaciones con los nuevos funcionarios lo que les garantiza por un lado facilidades para ofrecer sus servicios, así que no es descabellada la idea de que la presión de que son objeto los empresarios de esta ciudad para que abandonen la plaza se deba a que ya están listos los nuevos inquilinos.

Como quiera que sea, sería conveniente que así como intervino el gobierno, vía la Secretaría de desarrollo Económico para incentivar la instalación de esta plaza, interviniera ahora para recordarles a los dueños que ya fueron beneficiados con múltiples facilidades para que hicieran negocios, ahora les toca a ellos corresponder con RESPETO y BUEN TRATO, cuando menos con quienes les han ayudado a incrementar sus ganancias.

 

0 Comments

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password