728×90
En juego validez Sistema Nacional Anticorrupción del Presidente Enrique Peña Nieto

En juego validez Sistema Nacional Anticorrupción del Presidente Enrique Peña Nieto

enrique-pena-nieto-promulga-ley-anticorrupcionEfecto Mariposa

Comentaban campesinos avecindados en el municipio de Bacalar, quienes en su momento dijeron;” ya ganamos, ahora nos toca gobernar”, hoy como ¨analistas políticos¨ de gran visión, comentan en tono serio, todo parece indicar que el Partido Acción Nacional será quien obtenga la Presidencia, ya sea en manos de Margarita Zavala Gómez del Campo o Ricardo Anaya Cortés, sin embargo la sorpresa es muy probable que la dé el PRI.

Pues según las conclusiones del análisis político realizado por quienes cuenta con la certeza de que acaban de contribuir a la consolidación del triunfo de un Gobernador; Carlos Joaquín González, ya descartan el triunfo de Andrés Manuel López Obrador en la elección presidencial, ya que es más probable que se vaya a “La Chingada”, el rancho que tiene en Palenque,  debido a que ya nadie confía en él, dado la vida de millonarios que han exhibido su parentela en redes sociales por una parte y por otra por la falta de congruencia en sus ideales, ya que primero se mostró como un radical defensor de los oprimidos en contra de los opresores, es decir empresarios y dueños de los medios de producción, dando un viraje al fundar su República del Amor y hoy se muestra como un hombre prudente y mesurado, al grado de que lo comparan con Trump.

¿Pero cómo podrían sacar al PRI de la Barranca? Es ahí donde estos campesinos afirman que Enrique Peña Nieto ha gobernado como se debe, y que las Reformas Estructurales son las que requería el País, y que el problema Peña es haber solapado a los perredistas que gobernaban el estado de Guerrero y Ayotzinapa, y la única forma de limpiar su imagen es metiendo a la cárcel a Roberto Borge Angulo, Javier Duarte de Ochoa y César Duarte Járquez, a quienes los unen lazos de corrupción y tienen en común denominador el enriquecimiento inexplicable.

Es ahí donde la Comisión Nacional de Justicia Partidaria  entra como el fiel de la balanza, aplicando el Código de Justicia Partidaria del Partido Revolucionario Institucional, ya que seguramente estos tres angelitos debieron de violar más de uno de los principios y preceptos establecidos en los Documentos Básicos del Partido, violaciones que inciden en la suspensión de los Derechos del Militante de Javier Duarte de Ochoa y concluirá seguramente con su expulsión del partido, para de ahí ser sometido al desafuero político juicio y la cárcel.

En la misma cuerda estarían brincando Roberto Borge Angulo y César Duarte Járquez, que de juzgárseles y encontrárseles culpables se estaría comprobando la validez del Nuevo Sistema Nacional Anticorrupción, y la sociedad podría validar la bondad de las Reformas promovidas por la Presidencia de La República y tan repudiada y criticada por algunos sectores de la sociedad, ya que de exonerar a esos personajes cuyos latrocinios están a la vista, tendríamos un andamiaje Institucional de verdaderos elefantes blancos.

Esta es la prueba de fuego de las Reformas Estructurales, y lo que está en juego son la validez de las mismas, pues de meter a la cárcel a estos tres malos gobernantes, se fortalecería la imagen de las Instituciones, pues ahí se comprobaría que las Reformas no fueron en vano y sólo así el PRI tendría alguna posibilidad de ser competitivo en las venideras elecciones federales.

Related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: