Chetumal.- El análisis de la despenalización o no del aborto por parte de la décimo quinta legislatura del Congreso del Estado no debe ser sometido a presiones de grupos sociales o políticos, pues de lo contrario se emitiría una Ley que no sea efectiva y que vele por el bien común.

Marta Medina Lozano, presidenta del Colegio de Abogadas en Quintana Roo Asociación Civil, destacó que este tipo de regulación debe ser efectiva y para ello debe existir  las instituciones adecuadas para poder impulsar la ley, los métodos para aplicarlos  y aterrizarlos así como los procedimientos administrativos para que llegue el beneficio de esta a la sociedad.

“Las presiones políticas y las presiones de grupo normalmente existen en estas tomas de decisiones, sin embargo, creo que las y los legisladores puedan tomar las decisiones adecuadas para instituir no solo una ley  que regule un bienestar para hombres y mujeres y cuidar que cuando diseñen la ley se convierta en efectiva”, señaló.

Dijo que independientemente la ley se dé a favor de un bien jurídico hacia los que promueven el aborto o quienes busca salvaguardar el bien jurídico tutelado de la vida, los legisladores debe realizar un análisis bioético y no someterse a presiones ni políticas ni de grupos para entonces emitir una ley  funcional y en beneficio de la sociedad.

Indicó que es necesario que esta Ley sea bien analizada y no se base únicamente en un trabajo de escritorio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí