728×90
Calavera a los macabrones “aspirantes”

Calavera a los macabrones “aspirantes”

Por Mario Castillo Rodríguez

Muy apresurada vino

a su visita la Muerte

buscando a los “aspirantes”

para cantarles su suerte.

 

Sus coplas llego cantando

y arrastrando calaveras

mientras los muertos gritaban:

“puede tocarle a cualquiera”.

 

Mauricio Góngora:

 

Y en el panteón se encontró

en oración a Mauricio

implorando por un hueso

para la hora del juicio.

 

Aseguraba el edil,

en su cita con la muerte:

“Voy directo a los infiernos,

yo soy el gallo más fuerte”.

 

Raymundo King:

 

También estaba Raymundo

preparando la diablura

y pidiendo a los infiernos,

le toque candidatura.

 

“Tengo amarradas navajas,

ese hueso es para mí,

ya pacté con Satanás;

darle mi puesto en el PRI”:

 

Paul Carrillo:

 

Y a Paul Carrillo le dijo

la enlutada maldiciendo

“hueso no te va tocar;

del mundo vete despidiendo”.

 

Y mientras hacia su ofrenda

los difuntos le preguntaban:

¿Si no puedes con Cancún,

como piensas en jaladas?

 

Gabriel Mendicuti:

 

Lejos venía arrastrando

Mendicuti sus cadenas,

y ofreciendo pibi pollos

para el perdón de sus penas.

 

¡Sueñas con ser candidato,

pero otra vez no te toca,

prepara tu funeral!;

le maldijo “La Llorona”.

 

Eduardo Espinosa Abuxapqui:

 

Cansados venían cargando

entre las tumbas de caña

cuatro muertos a Abuxapqui

que ya se siente en campaña.

 

“A mí me pelas los dientes”

le presumió a la Catrina,

mientras tapaba los baches

en su cripta de la grilla.

 

“Chanito” Toledo Medina:

 

Y en un difunto montado

cantaba alegre Chanito,

celebrando que en el cielo;

ya le tienen su huesito.

 

“Las envidias me rodean”,

gritaba sin pena y gloria,

y aunque me lleve la muerte:

¡Soy la manzana en discordia!

 

Cora Amalia:

 

Y muy triste fue llegando

hasta el panteón Cora Amalia

pidiendo que su partido

no le voltee la espalda.

 

“Tu carrera es meritoria”

el diablo le aseguraba,

al tiempo que su ataúd

los priistas preparaban.

 

Carlos Joaquín:

 

Y Carlos Joaquín también

preparaba su altarcito,

llorándole a “Papa Dios”

que le toque su huesito.

 

Él es el tema tabú,

cantaba el diablo con gusto

“quieren enterrarlo vivo;

para no llevarse un susto”.

 

Y así terminan las coplas

de la florida Catrina;

no se vayan a espantar

si mañana no me miran.

 

Y no es que vaya a morir,

solo estaré preparando

una que otra calavera,

que ya iremos publicando.

Related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: