728×90
Ya se lo cargó el payaso

Ya se lo cargó el payaso

falla videoPor Malixpek
Nadie entendía que pasó en ese momento, porqué durante más de diez minutos se apagaron las pantallas en el Centro de Convenciones y todo quedó en semioscuridad.

Se fueron las imágenes de un video que previamente habían presentado los conductores del evento, pero apenas a un minuto y medio de iniciar, las pantallas parpadearon hasta terminar por quedar en azules y en negros.

Un silencio absoluto se apoderó del lugar. Se podía escuchar hasta el vuelo de una mosca en el momento del incidente.

Los rostros pasaron de la sorpresa, al rojo vivo del enojo. Los responsables corrían como locos de un lado para otro checando cables y nada.

¿Que había pasado? Nadie pudo reaccionar ante el incidente. Ni los responsables directos, ni los responsables generales.

¿Quienes fueron los culpables entonces que el video del gobernador Roberto Borge Angulo no se haya transmitido y se quedara el salón en semipenumbras por más de diez minutos?

A todas luces, en primer lugar está Jorge Acevedo Marín el director general del Sistema Quintanarroense de Comunicación Social. Fue el único responsable de la producción y transmisión del video.

Pero Acevedo se defiende argumentando que Juan Pablo Guillermo Molina el Secretario de Finanzas no quiso “aflojar” el dinero necesario para contratar una producción profesional y el SQCS no tiene el equipo mínimo necesario para este tipo de trabajo.

¿Pero si ese era el contexto, porque Acevedo no se “emperró” hasta conseguir lo necesario para hacer su trabajo? Pero aún más, uno se pregunta y ¿dónde está todo el presupuesto designado al SQCS? ¿Dónde queda todo lo ahorrado con la eliminación de compensaciones a los trabajadores?

Otro que se está yendo entre las patas es Manuel Valencia Cardín quien se erigió como coordinador general del evento.
¿De quién fue la culpa que Roberto Borge pasara diez minutos bochornosos en un evento que debió ser impecable?
No me queda la menor duda que aquí, una cabeza tiene que rodar. Los ineptos no tienen cabida en ningún lugar. Y no estamos hablando de los trabajadores de segundo y tercer nivel.
Septiembre de 2014

Related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: