Molestia e indignación

0
41

Mérida.- Indignados porque se está poniendo en riesgo la salud y vida de los compañeros y compañeras, líderes de sindicatos de trabajadores de la educación hicieron un llamado a las autoridades educativas del Gobierno del Estado para que reconsidere y se apliquen las medidas correctivas necesarias que permitan anular la determinación de que el personal de intendencia, docentes y directores inicien con la apertura y limpieza de escuelas a partir del lunes 10 de agosto.

A través de un comunicado enviado de manera digital, la Dirección General de Educación Básica de la SEGEY dio a conocer estas y otras actividades previo al inicio del ciclo escolar, el cual sorprendió a los trabajadores de la educación dado que el estado se encuentra en la fase más crítica de la pandemia

Ante ello, el secretario general de la sección 33 del Sindicato de Trabajadores de la Educación, Ricardo Francisco Espinoza Magaña, señaló que se contravienen las disposiciones del Gobierno Federal y del propio Gobierno del Estado, que indican que las actividades escolares de manera presencial serán retomadas únicamente cuando el semáforo se encuentre en verde en cada estado.

Comentó que es en estos momentos, cuando el estado y el país se encuentran en un momento difícil, en que se requiere de la solidaridad y el sacrificio de todos para superar la pandemia. “Las maestras y maestros, hemos demostrado nuestro compromiso y vocación con la niñez y juventud, al impartir clases de manera virtual, haciendo cumplir su derecho humano de recibir educación”, resaltó.

Dijo que el magisterio aplaude las disposiciones emitidas por las autoridades federales y estatales, al privilegiar y salvaguarda la salud y la vida de las niñas y niños, jóvenes, maestras y maestros y de todos quienes conforman la comunidad escolar, más no así este comunicado por parte de la DGEB de la SEGEY que, reiteró, contraviene la medida de iniciar clases de forma presencial únicamente cuando el semáforo se encuentre en verde.

“Esperemos que se apliquen las medidas correctivas necesarias que permitan anular estas disposiciones que ponen en grave riesgo la salud y vida de los compañeros y compañeras, hacemos un llamado al gobernador, Mauricio Vila Dosal, para que tomen en cuenta la petición”, manifestó.

El Sindicato Yucateco de Trabajadores Transferidos de la Educación, también mostró su molestia en voz de la secretaria general, Yolanda Góngora Sosa, quien mediante oficio enviado a la secretaría de educación de Yucatán, Loreto Villanueva, solicitó reconsiderar la determinación, teniendo como principio rector la preservación y cuidado de lo más valioso, que es la vida, y la obligación institucional de velar por el cuidado de la misma en tiempos de pandemia.

Destacó la importancia de que se haga valer el derecho a la ausencia de quienes se encuentran en riesgo alto y vulnerable, como lo son las mujeres embarazadas, mayores de 60 años, personas con discapacidad y personas que tiene algún padecimiento crónico como hipertensión, diabetes, insuficiencia hepática, entre otros.