llanterasPor Mario Castillo Rodríguez

Chetumal.-En un breve recorrido hecho por distintas llanteras de la capital del estado, opiniones de propietarios y trabajadores de éstas coincidieron en que los baches generados por las lluvias han contribuido al aumento de “la chamba”.

“Lo vas a escuchar extraño amigo, pero las lluvias y los baches son nuestros aliados, en estas épocas es cuando más chamba tenemos ya que muchos vienen con sus llantas ponchadas o reventadas después de haberse ido a alguno de los muchos baches que hoy hay en Chetumal”, dijo el encargado de conocida llantera establecida sobre la Calzada Veracruz.

La mayoría coincidió en que lo más recurrente en estas temporadas son parches, ventas de llantas de medio uso o rines que ceden ante los múltiples golpes que reciben al caer en los hoyancos que dejan las lluvias a su paso, y esto les deja buenas ganancias.

“Aunque la realidad es que las cosas no andan bien últimamente. Las cuotas al IMSS, municipio, Hacienda y otras obligaciones no aprietan y es imposible regresar aquellos tiempos en que la economía era más boyante para todos en Chetumal”, dijo otro de los encuestados quien aseguró tuvo que reducir su personal ya que “El negocio no da para tanto. Es más, hasta yo deje la caja para ponerme a talachar y ganar unos pesos más”, puntualizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí