El Punto Sobre La i
Home » La Policía Municipal de Othón P. Blanco, «de Guatemala a Guatepeor»
Malix Pek

La Policía Municipal de Othón P. Blanco, «de Guatemala a Guatepeor»

policia municipalPor Malixpek
 
Definitivamente en los dos meses que le queda, a Eduardo Espinosa Abuxapqui lo único que le interesa es salvarse es asegurar su dinero y salvarse el pellejo, porque de los temas que afectan a la ciudadanía nada.
 
Tras el «cambio» en los mandos de la Policía Municipal Preventiva, las cosas quedaron, peor.
 
«Salimos de Guatemala y entramos a Guatepeor», comentó una mujer policía a unos días que el presidente municipal designó nuevos mandos, con  Maritza Valencia Hernández al frente.
 
Las cartas credenciales de Maritza Valencia para ocupar ese cargo, fueron ser hija del cónsul honorario de Belice en Quintana Roo y de la pintora Eugenia Hernández y hermana de la pesista Carolina Valencia.
 
Maritza Valencia Hernández, era una de las personas cuya cabeza fue solicitada por los policías paristas, además de la Didier Vázquez y de su grupo de mandos; sin embargo, se le «perdonó» la vida y no sólo eso, se le premió con la Dirección General.
 
Y como se necesitaba dar una percepción de caso cerrado, Claudia Granados Méndez y Ezequiel Trejo Gómez, firmaron un acuerdo con la líder del movimiento parista, Adriana Díaz González, para darle el cargo de Subdirectora Operativa.
 
La hoy segunda a bordo de la PMP de Othón P. Blanco, ha sido exhibida en diversos medios por escándalos, demandas y pleitos maritales.
 
Y aunque todo parecía en calma, resulta que los policías nuevamente se están pintando con los colores de la guerra, porque la primera instrucción que dio Adriana Díaz González con el consentimiento de Maritza Valencia, fue recortar el horario de comida de los policías.
 
Ante esta situación, los propios policías han denunciado que no es posible que a Adriana Díaz González le den el cargo como Subdirectora Operativa, cuando apenas tiene certificado de secundaria mientras hay elementos que estudiaron la carrera y no fueron tomados en cuenta, no tiene criterio, tampoco domina reglamentos y normas de la propia corporación.
 
De hecho, en su expediente laboral, tanto Adriana como su hermana menor Alicia Díaz González y su marido, Roger Manuel Mena Briceño, han sido suspendidos hasta por 15 días por diversas faltas y además sometidos a Consejo por sus conductas y demandas de la sociedad.
 
«Le dieron el puesto sólo para que no arme su alboroto de nuevo y no pida la cabeza de Maritza Valencia Hernández», afirmaba la fuente.
 
Además de recortar el horario de comida de dos horas a hora y media, medida que no aplica para su hermanita y su marido, la nueva Subdirectora Operativa, también canceló todos los permisos y no acepta ninguna justificación, ni las médicas.
 
Los policías se preguntan porque no toma acciones para solucionar el pliego petitorio que la propia Adriana Díaz exigió al presidente municipal Eduardo Espinosa, Abuxapqui, en lugar de continuar con el pie sobre el cuello de los policías.
 
En tanto, esto sucede el Presidente municipal sigue de vacaciones, pues ni siquiera se presenta a su despacho, y su secretaria, Claudia Granados Méndez, igualmente de vacaciones en la Ciudad de México, «gratamente» acompañada del Tesorero, César Euán.
 

Notas relacionadas

Timón y Pumba

Por la deuda de Benito Juárez, ¿Pisará alguien la cárcel?

Sinvergüenzas!

El Punto Sobre la i

Andrés Ruiz Morcillo… ¿con Dios y con el diablo?

Alfombra roja para Ulises Ruiz

La mentira de los maestros