Inicia operaciones gasera en Jose Maria Morelos

0
14

Por Omar Kauil

José María Morelos. – Con el aparente permiso de la dirección de Protección Civil municipal inició sus operaciones una subestación de gas licuado ubicado en la colonia Vicente Guerrero, de la cabecera municipal.

La mañana del miércoles la empresa Gas Tomza, propietaria de la subestación, inauguró las nuevas instalaciones, localizado en la intersección de la calle Huay Max y X -cabil, para la venta del gas LP al público.

Un grupo de vecinos de la colonia la colonia Vicente Guerrero han mantenido su postura de oponerse al funcionamiento de la subestación, ya que, según ellos, las instalaciones no cuentan con la medida de seguridad y por el riesgo latente que existe de algún accidente.

Para ello, los vecinos enviaron un oficio a la dirección de Protección Civil para solicitar la reubicación del negocio, sin embargó, hasta la fecha no obtuvieron alguna respuesta. El documento fue firmado por 200 habitantes de esa colonia.

El texto decía lo siguiente “Por este conducto los vecinos de la colonia Vicente Guerrero y San Juan solicitamos de la manera más encarecida la reubicación de la estación de gas que fue instalado sobre la calle X-Cabil esquina calle Huay Max, ya que consideramos no es el lugar apropiado para el mismo porque un lugar rodeado de casas habitaciones, paso de transeúntes y zona escolar. (Se anexa Firma)”.

A través de la cuenta de Facebook, denominado “Vecinos San Juan Vicente Gurrero” se informó sobre la puesta en operaciones de la subestación de gas licuado.

En el texto se plasma que hasta la tarde de ayer la empresa presuntamente no contaba con el permiso de funcionamiento, pero fue hasta el día de hoy que inició formalmente con la venta de gas LP, al parecer ya con el aval de la dirección de Protección Civil.

Al final de la publicación menciona “Hacemos responsable al director de Protección Civil como parte de municipio si algún accidente llegara a presentarse”.

Un vecino del lugar que omitió su nombre por temor a represalias externó que la empresa aparentemente entregó cilindros de gas y estos fueron aceptados por algunos vecinos, a pesar del riesgo al que se exponen.