Incapaz de dar respuesta a problemas de los ciudadanos, Julián Ricalde Magaña responde con agresiones: Paul Carrillo de Cáceres

125 0

carrilloEl dirigente del PRI en Benito Juárez es víctima de la intolerancia y falta de argumentos del presidente municipal, a quien secunda el líder estatal del PAN

CANCÚN, Quintana Roo, 5 de diciembre de 2012.— Paul Carrillo de Cáceres, presidente del Comité Directivo Municipal (CDM) del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Benito Juárez, señaló hoy que el presidente municipal, Julián Ricalde Magaña, dio nueva muestra de intolerancia a la crítica y de que es alguien habituado a imponer sus puntos de vista por medio de la fuerza.

Luego de que en los últimos días el dirigente lanzó fuertes críticas porque trató en vano de pagar su impuesto predial, al igual que muchos ciudadanos que buscan aprovechar el descuento autorizado por el Cabildo por pago anticipado del gravamen, lo que para gran cantidad de contribuyentes ha sido imposible ante las fallas en el sistema de cómputo del Ayuntamiento, la respuesta de Ricalde Magaña fue la agresión verbal.

“Esto es preocupante, sobre todo en momentos en que el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, promueve el diálogo como principal medio para zanjar las diferencias y buscar los puntos de coincidencia para emprender las reformas estructurales que requiere el país”, expresó.

A raíz de sus críticas a la autoridad municipal por no dar a los contribuyentes las facilidades que requieren para cubrir el predial, fue increpado ayer con violencia por Karim de la Rosa Peláez, secretario particular de Ricalde Magaña.

Las agresiones se recrudecieron hoy, con agresiones verbales del presidente municipal y de Eduardo Martínez Arcila, dirigente estatal del PAN, quienes utilizan un lenguaje de bajo nivel, con connotaciones homofóbicas y misóginas que sólo reflejan un carácter violento.

“Es obvio que no tienen argumentos para responder a los cientos de ciudadanos que hoy están molestos porque la autoridad municipal no les responde, no sólo porque no les brinda facilidades para aprovechar el descuento autorizado por pago anticipado del predial, sino que también por la inseguridad y las deficiencias en la prestación de los servicios públicos, como el de recolección de basura. La agresión, física o verbal es la salida más fácil para quienes sólo muestran incapacidad”, expresó Carrillo de Cáceres.

El dirigente sostuvo que panistas y perredistas locales muestran frustración luego de que los electores les han vuelto la espalda y asumen actitudes que contrastan con las de sus dirigentes nacionales, quienes han respondido al llamado a la unidad del presidente Enrique Peña Nieto.Incapaz de dar respuesta a problemas de los ciudadanos, Julián Ricalde Magaña responde con agresiones: Paul Carrillo de Cáceres

·         El dirigente del PRI en Benito Juárez es víctima de la intolerancia y falta de argumentos del presidente municipal, a quien secunda el líder estatal del PAN

CANCÚN, Quintana Roo, 5 de diciembre de 2012.— Paul Carrillo de Cáceres, presidente del Comité Directivo Municipal (CDM) del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Benito Juárez, señaló hoy que el presidente municipal, Julián Ricalde Magaña, dio nueva muestra de intolerancia a la crítica y de que es alguien habituado a imponer sus puntos de vista por medio de la fuerza.

Luego de que en los últimos días el dirigente lanzó fuertes críticas porque trató en vano de pagar su impuesto predial, al igual que muchos ciudadanos que buscan aprovechar el descuento autorizado por el Cabildo por pago anticipado del gravamen, lo que para gran cantidad de contribuyentes ha sido imposible ante las fallas en el sistema de cómputo del Ayuntamiento, la respuesta de Ricalde Magaña fue la agresión verbal.

“Esto es preocupante, sobre todo en momentos en que el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, promueve el diálogo como principal medio para zanjar las diferencias y buscar los puntos de coincidencia para emprender las reformas estructurales que requiere el país”, expresó.

A raíz de sus críticas a la autoridad municipal por no dar a los contribuyentes las facilidades que requieren para cubrir el predial, fue increpado ayer con violencia por Karim de la Rosa Peláez, secretario particular de Ricalde Magaña.

Las agresiones se recrudecieron hoy, con agresiones verbales del presidente municipal y de Eduardo Martínez Arcila, dirigente estatal del PAN, quienes utilizan un lenguaje de bajo nivel, con connotaciones homofóbicas y misóginas que sólo reflejan un carácter violento.

“Es obvio que no tienen argumentos para responder a los cientos de ciudadanos que hoy están molestos porque la autoridad municipal no les responde, no sólo porque no les brinda facilidades para aprovechar el descuento autorizado por pago anticipado del predial, sino que también por la inseguridad y las deficiencias en la prestación de los servicios públicos, como el de recolección de basura. La agresión, física o verbal es la salida más fácil para quienes sólo muestran incapacidad”, expresó Carrillo de Cáceres.

El dirigente sostuvo que panistas y perredistas locales muestran frustración luego de que los electores les han vuelto la espalda y asumen actitudes que contrastan con las de sus dirigentes nacionales, quienes han respondido al llamado a la unidad del presidente Enrique Peña Nieto.

Related Post

Deja un comentario