728×90

“Doña Juana llora desesperada”; otro mes más sin transporte público

transporteConcesión por sólo dos años, dificulta y amplia el riesgo para las financieras: Martín Salvador Guerrero Bazán
Por Mario Castillo Rodríguez

Chetumal.- Lágrimas de desesperación, gritos de dolor conjugados con la frase de “fíjese que siempre no”, son los que emanaron de nuestra querida amiga avecindada en una de las colonias populares más alejadas de la zona centro de Chetumal, al escuchar la noticia de que Martín Salvador Guerrero Bazán, gerente general de la empresa Equipos Ecológicos y Maquinaria Municipal SA de CV, mejor conocido como el concesionario del transporte público; pidió una prórroga de 30 días más para poder cumplir con lo establecido dentro del contrato que a la letra establecía como fecha límite al día 30 de agosto, y que ya por segunda ocasión postergada, será hasta el 30 de octubre cuando giren las ruedas de los micro buses por las calles y avenidas de la capital quintanarroense.

Según el argumento del hoy más odiado por Doña Juana, esto es en razón de que los buenos del billete –las empresas financieras-, les están haciendo más largo el asunto ya que la concesión en juego es únicamente por sólo dos años y eso, a decir de Guerrero Bazán, dificulta y amplia el riesgo hacia las financieras.

Sin embargo, Martín salvador destacó que existen avances con instituciones como el Banco del Bajío, “Pero avances me refiero a muy cercanos, a tener resultados de autorización esta misma semana. Hoy lo que le pedimos al ayuntamiento –de Othón P. Blanco- es el plazo necesario para concluirlas”.

Asimismo, agregó que ya existen 36 unidades fabricadas de las 60 establecidas dentro del contrato de concesión “pero para su embarque en circunstancias de un crédito de sólo dos años tiene que estar primero las autorizaciones escritas. Las unidades se construyeron hace más de un mes y han estado en patios de las agencias. Definitivamente el transporte va, y en el transcurso de este año lograremos llegar a las 60”.

Por otra parte (que también lamento Doña Juana), el concesionario dejo por entendido que de entrada, otra vez el “fíjese que siempre no”, no serán mujeres las que operen dichas unidades ya que de 45 choferes ya contratados, solo 13 de estos fueron mujeres solicitantes, pero dos de ellas alcanzaron a calificar, por lo que las nuevas unidades (que a decir de Doña Juana se espera lleguen algún día), serán manejadas por personal del sexo masculino, “pero la invitación sigue abierta la participación de las mujeres en este proyecto ya que son más garantes de seguridad y confianza para el usuario, y más responsables en el cuidado de los vehículos”.

De igual manera, trascendió que la intención principal de las empresas de financiamiento, a fin de garantizar la inversión; es obtener una concesión por un plazo de 20 años, pero para tales fines el Ayuntamiento capitalino carece de facultades para su autorización por lo que deberá poner a consideración del Poder legislativo dichos tiempos para su aprobación en su caso; lo que para Doña Juana, podría alargarle el asunto sin esperanzas de llegar a Navidad montada en eso bólidos de acero que ansiosamente espera para recorrer de norte a sur y de este a oeste su bella y natal Chetumal.

Con lo antes expuesto, a las autoridades municipales no les queda más remedio que colgar de nuevo a los micros el letrero de: “Próximamente”; así tendrán más tiempo de analizar que losgos le quitan y que logos agregan, desde luego, según con cuanto le entre cada interesado en ser publicitado en los micro llantas de hule. Ni hablar, ya ni llorar es bueno Doña Juana.

Related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: