728×90

Arribará inversión inmobiliaria por US100 millones

cancun_25Cancún, Qroo. En los tres primeros meses del 2013, arribará a Quintana Roo una inversión inmobiliaria por 100 millones de dólares derivada de la construcción de una plaza tipo outlet de más de 30,000 metros cuadrados, en Cancún, y la continuación de la segunda etapa del desarrollo hotelero Grand Coral, en la Riviera Maya.

Mauricio Rodríguez Marrufo, secretario estatal de Desarrollo Urbano, aseguró que estos dos proyectos ya fueron presentados al gobierno estatal, que ya dio su aval por ser “importantes generadores” de empleo y significar que los grandes inversionistas mantien en aún la confianza para hacer negocios.

La plaza comercial será construida por una firma estadounidense y se ubicará cerca del Aeropuerto Internacional de Cancún.
Albergará entre 400 y 500 locales comerciales. Atenderá, principalmente, a la nueva zona de crecimiento poblacional de Cancún, que se está orientando hacia el aeropuerto internacional con desarrollos de vivienda media y residencial plus.

Aunque se reservó el nombre de la firma desarrolladora, Rodríguez Marrufo dijo que cuentan con 20 plazas en Estados Unidos y algunos centros comerciales más en la ciudad de México, el Estado de México y Guerrero.

“La plaza está en sus primeros esbozos para llegar a Quintana Roo, pero es una inversión probada por más de 50 millones de dólares y en donde se pretenden construir 400 locales comerciales”, insistió el funcionario.

EL GRAND CORAL

El Grand Coral, el otro gran proyecto que incluye una inversión por 50 millones de dólares , se encontraba estancado desde el 2008, año en que las condicionantes ambientales frenaron este desarrollo de 6,500 viviendas, dos hoteles, un club de playa, un centro comercial y una alberca.

Aunque ya tiene un avance de 50%, la continuación cumple ya varios años detenida. Los principales inversores son Grupo Bancaja, con una participación de 35%, y el mexicano Grupo Mar, con otro 35%, así como otros capitalistas turísticos. En el 2007, que fue presentado el proyecto, Jordi Mercadé, director de Grand Coral, llegó a decir que se trataba del complejo más grande y ambicioso de la Riviera Maya.

Rodríguez Marrufo dijo que por los problemas financieros que enfrenta España, el proyecto caminará a un paso más lento de lo esperado, pero -acotó- que se trata de una inversión segura, pues los dueños ya tienen la tierra y los permisos para comenzar a construir.

“Están buscando meter el acelerador en su programa de inversiones, pues han estado detenidos varios años”.

“Planean la inversión de dos hoteles y dos o tres proyectos condominales de lujo, lo que redundará en la generación de empleo”.

jvazquez@eleconomista.com.mx

Related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: