728×90

Aeropuertos y servicios auxiliares, líder en el manejo De biocombustibles

CDMX-El mundo está a favor de que la vida se desarrolle en un mejor medio ambiente. La Conferencia de las Partes (COP21) 2015 inicia en París, Francia, donde se reunirán 195 países que buscarán alcanzar un pacto global para revertir los efectos del cambio climático en beneficio de todos.

México conoce la trascendencia de vivir en un mundo sustentable y participa activamente para obtener resultados positivos en la materia. Es importante destacar, por ejemplo, que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto tiene el firme compromiso de promover el uso y consumo de productos amigables con el ambiente, a través de la instauración de acciones que motiven el empleo de tecnologías limpias y eficientes que produzcan mínimos niveles de carbono.

Y, desde 2009, Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) impulsa el uso de biocombustibles en el sector aeronáutico. El organismo ha sido el principal promotor de esta nueva industria en nuestro país, a través de su iniciativa “Plan de Vuelo”, debido al alto potencial que tiene México para la generación, uso, producción y manejo de bioturbosina.

El uso de biocombustibles en la aviación es una realidad probada técnicamente que, de acuerdo con estudios de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), permitirá alcanzar las metas de reducción de emisiones contaminantes del sector. En este sentido, cabe mencionar que a la fecha se han realizado más de dos mil vuelos verdes alrededor del mundo, siendo 36 los impulsados por ASA, entre los que destacan: Ciudad de México-Costa Rica, Ciudad de México–Sao Paulo y Ciudad de México–Madrid, así como vuelos nacionales.

Las actividades humanas generan emisiones de cuatro tipos de gases de efecto invernadero (GEI) de larga permanencia: bióxido de carbono (CO2), metano (CH4), óxido nitroso (N2O) y halocarbonos (gases que contienen flúor, cloro o bromo). Consciente de ello, ASA busca esquemas que permitan la reducción de estos gases y se ha fijado como principal objetivo impulsar en México el uso de bioturbosina para reducir el impacto ambiental generado en el sector aéreo.

En este sentido, cabe destacar que la cadena de producción de biocombustibles para el sector aéreo puede generar una reducción de hasta 80% en emisiones de CO2.

Related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: