Valladolid.- Láminas, despensa, atención médica y hasta la construcción de un baño, ofreció y comprometió el presidente municipal, Enrique Ayora Sosa, durante una visita realizada a dos parejas de adultos mayores que por diversas circunstancias se encuentran sin el apoyo de algún familiar y sobreviven gracias a la mano amiga de sus vecinos.

Hasta sus hogares, a temprana hora, acudió el Primer Edil para conocer de cerca las condiciones en las que viven, luego de enterarse de su situación por medio de un reporte ciudadano que fue canalizado al Ayuntamiento.

Acompañado de la regidora de salud, María Villanueva Vivas, la primera autoridad local, se presentó, primero en la vivienda de don Venancio Dzuc y Antonia Cauich. Tras una amena plática con el señor y darse cuenta de las condiciones en las que vive con su esposa, se comprometió a entregarles láminas de cartón para la reparación del techo de su vivienda, el cual por el paso del tiempo y la lluvia se deterioró.

“Muchas gracias señor presidente por venir y conocer nuestra situación y brindarnos el apoyo que anhelábamos”, dijo don Venancio, quien, a pesar de que todavía puede caminar, en su persona refleja los años de esfuerzo y trabajo vividos. Además, está a cargo de su hijo en condición de discapacidad y que padece de diabetes.

Antes de retirarse, el Alcalde, encomendó que se le entregue una despensa y se les brinde atención médica para conocer su estado de salud y, si así se requiere, otorgarle los medicamentos que se necesiten.

Posteriormente, Ayora Sosa, se trasladó a unas dos esquinas del lugar para visitar a don Rafael Kumul Ay y Virginia Maas Euan, para también ofrecerles y brindarles el apoyo necesario para subsanar sus necesidades y contribuir a que cuenten con mejores condiciones de vida.

En su caso, además de las láminas de cartón, despensa y atención médica, se les construirá un baño, pues actualmente unos vecinos le prestan cuando a si requieren utilizarlo.

“Agradecemos a la ciudadanía por reportar estos casos de vida que nos alientan y motivan a seguir dando lo mejor de nosotros para continuar llevando esperanza y ayuda a quienes realmente lo necesitan”, expresó Enrique Ayora.

Personal del área de mantenimiento de la Dirección de Seguridad Pública realizará las labores de reparación de los techos.

Ambas parejas tienen su domicilio sobre la calle 64 entre 35 y 37 del barrio de Bacalar.