Entra en sesión la santa inquisición

0
163

inquisicion triny*Las cuentas públicas serán tema en el santo oficio legislativo
Por Mario Castillo Rodríguez
No hay plazo que no se cumpla ni fecha que no se llegue, y hoy toca poner en la Balanza la parcialidad o imparcialidad en el manejo de los asuntos legislativos. Y es que el “santo oficio” de la XIV Legislatura del Congreso del Estado, tomará en este último tramo del actual periodo de sesiones el tema de las cuentas públicas de la pasada administración municipal, siendo en los gobiernos de oposición donde recaerá todo el peso del clérigo con mayoría tricolor.

Esto no significa -desde luego-, que los feligreses de tres colores hayan hecho una honorable labor en el manejo de los dineros públicos, sino que el cobijo de sus huestes dará pauta para una aterciopelada sacudida de culpas en ese inquisidor veredicto que tiene fija la mirada en aquellos que no profesan sus mismas doctrinas.

Administraciones como la de Hugo Sánchez Montalvo, de Isla Mujeres; Domingo Flota Castillo, de José María Morelos; Sebastián Uc Yam, de Felipe Carrillo Puerto; Julián Ricalde Magaña, de Benito Juárez y Trinidad García Argüelles, de Lázaro Cárdenas; serán las que predominen en el inquiridor trabajo de los legisladores con miras a la crucifixión de alguno de ellos, para ganar respeto en esa militancia que espera el reparto de culpas.

De la lista anterior los más controvertidos en el manejo de sus cuentas públicas son Julián Ricalde Magaña y Trinidad García Argüelles, ambos por jugar del lado opuesto al “sumo pontífice” en un tablero donde las reglas fueron dictadas a modo, y todo aquel que no las respetase iba a ser condenado al patíbulo que hoy se postra frío ante la mirada de propios y extraños.

La realidad es que no se puede defender lo indefendible, pero difícil no será para aquellos que tras finalizar su osadía, hoy viven ocultos con sus culpas a cuestas y vagan de pueblo en pueblo y de ciudad en ciudad para no ser ubicados en un escenario particular que los exponga al juicio público.

Complicado es pues para quienes aún figuran en la escena pública, y la ex alcaldesa Trinidad García Argüelles conoce perfectamente a lo que se enfrentará, por eso es que no ha logrado conciliar el sueño desde meses atrás y desesperadamente ha buscado el cobijo de su partido sin resultados positivos, incluso se rumora ha tocado a las puertas del “señor del vaticano”, sin encontrar un ápice de esperanza para que la Santa Inquisición tenga piedad consigo.

En la apariencia la ex Alcaldesa será juez y parte en la revisión de su cuenta pública, pero en realidad nada podrá hacer una vez que los números arrojen el lado oscuro de sus excesos. Y es que al menos en su municipio ya empiezan a aflorar las irregularidades pues es del dominio público que la Secretaría de economía ya ha requerido un informe claro y preciso sobre los dineros ejercidos en la construcción y/o remodelación del Mercado Municipal, o de lo contrario la devolución de ese recurso etiquetado y presuntamente mal aplicado, es decir, poco más de 4 millones de pesos. Por mencionar tan sólo un ejemplo.

Al ser el municipio cancunense la joya de la corona, es claro también que para Julián Ricalde habrá un cadalso particular ya que las negociaciones con los que hoy mueven los hilos del poder jamás se consumaron. En el pecado lleva ya la penitencia el ex Alcalde perredista, y en espera del veredicto final, vaga cual judío errante por pueblos de Yucatán jugándole al ganadero y al hacendado, e implorando porque algún alma piadosa logre persuadir a los miembros del Santo Oficio.

Y como mencionamos con anterioridad, las administraciones de extracción priista no cantan tan mal las rancheras en eso de las “cuentas chinas”; pero confían en el “sano proceder” de sus correligionarios, quienes darán una “revisadita” a sus números para constatar que todo está en orden, aunque los focos rojos digan lo contrario en municipios como Othón P. Blanco, con el despreciable y engañoso Carlos Mario Villanueva Tenorio; en Cozumel, con el controvertido Aurelio Joaquín González y en Solidaridad, con el astuto Filiberto Martínez Méndez. Claro está que la confianza de este último reposa en el blindaje de un segundo que es visto con buenos ojos desde el segundo piso del edificio que engalana la “Plaza de San Pedro”.

Lo cierto es que el de las cuentas públicas, será un tema por demás polémico que retumbara en el seno del Poder Legislativo en estas próximas semanas, y habrá que seguir muy de cerca el desarrollo para ver quiénes son los elegidos, quienes los condenados y a quienes tocará el turno de ser verdugos. ¡Dios lo coja confesados!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here