Por Raúl Montero

Uno de los últimos reductos vírgenes de la Riviera Maya, tal como lo han nombrado los ecologistas, Xcacel Xcacelito, importantísimo  santuario tortuguero, se salva nuevamente de la depredación y el ecocidio.

Así lo celebró el ambientalista de Playa del Carmen, Jorge Fuentes, luego que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) no aprobara el millonario proyecto inmobiliario La Calma, promovido por Palmarés del Country, S.A., que se desarrollaría en esta área, rica en recursos naturales

Explicó que  este santuario tortuguero  ya ha sido amenazado pero que ahora por la presión que ejercieron ambientalistas y ciudadanos, momentáneamente otra vez se encuentra a salvo, sin embargo,  expresó, lamentablemente el destino de algunas áreas naturales ha sido el exterminio por la voracidad de la mirada capitalista.

“La calma no creo que esté en el santuario mucho tiempo, el capitalismo es salvaje y depredador, siempre trata de instalarse en áreas naturales protegidas porque tienen un valor súper agregado para el turismo masivo”

Resaltó que en el territorio Quintanarroense también hay empresas que cuidan en extremo el impacto ambiental, empresas serias que mueven la dinámica turística  de Quintana Roo, tratando de perjudicar lo menos posible lo que atrae a millones de turistas de todo el orbe, que son sus paradisíacas y diversas bellezas naturales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí