Los siete enanos del cabildo de Othon P. Blanco

209 0

No hay mejor calificativo para estos regidores y regidoras de los partidos de oposición que integran el ahora cuestionado Honorable Cabildo de Othón P. Blanco y que han resultado más priistas que el propio presidente municipal Eduardo Espinosa Abuxapqui y para muestra basta un peso…perdón un botón.

Ejemplo claro de esta oposición disfrazada es lo que ha sucedido en los últimos días cuando todos los regidores y regidoras de los demás partidos ajenos al PRI han realizado como simples borregos que siguen al pastor, y aunque hay que reconocer que Abu- como le dicen de cariño al presidente municipal- tiene experiencia en esos menesteres de manipular gente, los “juniors” de la política se vendieron por muy poco.

Tal es el caso de haber aprobado la contratación de un crédito por 80 millones de pesos con el Banco Nacional de Obras y Servicios (Banobras) supuestamente para obra de beneficio social, pero que pretenden usarlos para los famosos paripasos, es decir disfrazar las edificaciones hechas con dinero ajeno como si fuera propio cuando debenr ser obras exclusivas hechas sólo por el Ayuntamiento.

A esto súmenle que no han tenido la mínima idea en que se utilizarán los más de 700 millones de pesos que tendrán para gastar el próximo año; esto porque el “presi” les dice que luego les dará una copia de los proyectos luego que se apruebe la Ley de Ingresos en el Congreso del Estado, hágame usted el favor de tal estilo de darles “atole con el dedo”.

Pero esto es comprensible porque la poca capacidad política que tienen hacen que se diviertan como “enanos” a costa el pueblo que paga sus impuestos o que confió en ellos y los puso en la silla del Cabildo; pero solamente para que sean un adorno más en la sesiones y en sus respectivas comisiones ante el poco nivel político que tienen pero sobre todo porque la mayoría de ellos se venden por comidas y cenas que ahora no les cuestan y van a costa del erario y no cuestionan la falta de claridad en la administración municipal.

Si bien hay excepciones como la de Pepe Hadad Estéfano quien pese a ser amigo del presidente municipal, congruente a su doctrina no ha deja de señalar los errores y anomalías que se pretenden o se cometen en la actual administración municipal; sin embargo es una voz en el desierto porque aun y cuando el PRI es una aplastante mayoría, sus compañeros del PAN: Fernando Zelaya Espinosa y Mayuli Martínez Simón lo hacen a un lado porque ahora quieren bridar en la socialité chetumaleña y constantemente se les puede ver junto a los priistas, Hassan Villanueva, Karina Bustillos y Marina González en plena chorcha.

Imagino que se preguntarán por qué siete enanos, sin los regidores de oposición son seis; simplemente porque el pequeño Napoleón región cuatro del PT, Marco Antonio May Molina, lleva a todos lados a su “wachoma”, Paco Barquet quien lo tiene completamente apendej……. Disculpen, atontado a tal grado que no solamente se siente el dueño de su partido sino que cuenta con el agrado y la simpatía de todas las asistentes por su excelsa figura; aunque tras bambalinas digan que entre ellos se dan “cariño”.

Qué pena, vergüenza y coraje da que los aprendices de regidores de oposición: Abigail Alonso Barrada del Partido Verde (la muñequita del pastel), Mayuli Martínez Simón (la única definida del clan Cuquis), Fernando Zelaya Espinosa (el saqueador del Registro Agrario Nacional) ambos del PAN; así como el perredista Federico Hernández Amador (la Mojarra defraudadora) y Marco Antonio Mayo Molina (Napoleón región 4) del Partido del Trabajo solamente sirva para embolsarse su jugosa quincena y no le cumplan al pueblo o solamente estén para calentar una silla en el Cabildo y pese a que José Hadad Estéfano (el papá de los pollitos) también tiene responsabilidad poco o nada puede hacer en contra de los 17 “priistas” entre propios y adoptados que integran la comuna de Othón P. Blanco.

Es una verdadera lástima como es que estos grises (además del verde, blanco y rojo que ya tienen en la sangre) regidores y regidoras sean los que tomen decisiones por los othonenses, es un insulto el grado de hipocresía que los “junios concejales” se vendan por un plato de comida y dejen a un lado lo que prometieron algunos de ellos en campaña y que ahora quieran vivir con lujos, vehículos nuevos y hasta guaruras y choferes a costa el del erario mientras que la administración y el municipio de Othón P. Blanco se cae a pedazos.

Es inaceptable que el kínder que dirige Eduardo Espinosa Abuxapqui cuyo único rebelde es Pepe Hadad siga haciéndole daño a los othonenses, porque no se puede “hablar y mamar” al mismo tiempo y eso es lo que hacen casi todos los regidores y regidoras de oposición con su comportamiento al dejar a un lado los principios que tanto defendían y que ahora por unos pocos billetes lo han tirado a la bahía.

Pero que se puede esperar de estos “títeres” quienes hasta el regidor Hassan Villanueva los puede manejar a su antojo, si todos ellos carecen de la experiencia política y esto no es por su juventud sino porque de plano su cortó intelecto los ha mantenido así y todo indica que durante tres años más serán los principales depredadores de las arcas municipales sin que le respondan al pueblo y si no me creen solo revisen en las redes sociales la clase de trabajo que realizan en su muro; pero que en la realidad política y en las necesidades de Othón P. Blanco no han podido cumplir y de plano les ha quedado grande el paquete.

Related Post

Deja un comentario