Por Herlindo Vázquez

Chetumal.-El desinterés de autoridades de la pasada administración estatal, por las comunidades mayas, ocasionó que los jóvenes fueran atraídos por la delincuencia.

En cada pueblo, por lo menos tres se dedicaron a la venta de estupefacientes, mediante complicidad de autoridades.

La improductividad del campo, pobreza y falta de opciones laborales o profesionalización académica, favoreció a la delincuencia, reconoció el representante de Gobierno en la Zona Maya, Alfredo Caamal Huchin.

“Esto es parte de efectivamente la pobreza y situación en que estaban o dejaron las autoridades anteriores a las comunidades, era una situación propicia para que estos actores intervengan”, informó.

Esta problemática fue detectada en 57 comunidades.

Tres jóvenes fueron ejecutados por la delincuencia y seis están desaparecidos hasta ahora.

Para contrarrestar lo anterior, se implementan programas de arraigo y fomento la producción entre jóvenes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí